chequeregalo

miércoles, 26 de octubre de 2016

Literatura Zombie: La Emisora KWL de Rain Cross

Cuando Annie Matthews llegó ese día a la emisora, nunca sospechó, ni en sus más horribles pesadillas, lo que iba a encontrar. Junto a Josh, el locutor estrella de la KWL, descubre que el mundo se está desmoronando, y que ellos pueden ser el único nexo de unión entre los supervivientes. Acompáñales a través de las ondas, en una aventura donde la muerte y el rock and roll están presente en cada llamada.


Por chica sombra en 25 de octubre de 2016

Empezaré diciendo que me encanta Rain Cross, como escritora, como persona y como amiga. Por lo que, en cuanto me envía cualquier cosita suya para que la lea, ni lo dudo. Leí este relato bastante antes de que saliese a la venta y, aunque le ha hecho algunos cambios que lo han dejado todavía mejor, me encantó desde el principio.

Trata sobre una emisora de radio, la KWL, donde trabaja Annie Matthews. Una mañana, un oyente llama y le cuenta a Josh, el locutor estrella, que algo muy raro está pasando... una llamada tras otra confirman que los muertos se están levantando y que el mundo, tal como lo conocíamos, se ha ido a la mierda.

Es un relato de zombies, sí, pero diferente. ¿Por qué? Para empezar, por la ambientación. Nunca había leído una invasión de podridos desde dentro de una emisora. Al contrario, siempre van como locos buscando una radio para poder contactar con alguien, si es que queda alguien, claro está. Luego, porque está regado con música de la buena, con ese toque rock que tiene Rain, y me gusta leer con banda sonora. Y tercero, está ilustrado (genialmente) por María Pizarro, lo que le da una personalidad tremenda y única a nuestros protagonistas.

Se lee rápido, engancha, es ameno, y a su final solo le falta una cosa... ¡fuegos artificiales! Me encantan los finales así: sangrientos, reales y que no dejan títere con cabeza. Felicidades, Rain
Por David Z del Bueno  en 26 de octubre de 2016
     
Por mucho que se empeñen algunos sectores, el género Z no puede morir, y eso queda patente en este frenético relato. El lector no va a tener tiempo ni de respirar. Hasta las ilustraciones que lo acompañan causan inquietud. Para amantes del buen gore. Esperemos que esto no se quede en un relato y se expanda... como una buena pandemia.

Descubre toda la obra de Rain Cross aquí